El pádel es un deporte que en los últimos años ha vivido una auténtica explosión en Italia (aunque la Federación Italiana de Pádel – F.I.G.P.- nació allá por 1991), tras su masiva difusión en España y Latinoamérica; en 2020 en nuestro País había 800 instalaciones y 1.750 pistas de pádel, tres veces más que en 2018.

Su creciente popularidad y la cada vez mayor demanda de espacios de entrenamiento han llevado a varias instalaciones deportivas a ofrecer pistas de pádel.

Entre ellos se encuentra Zeta Padel Club, una innovadora startup que fue creada por seis empresarios italianos (Luca Cabassi, Marco Maillaro, Marco Mancin, Stefano Romor, Davide Stasi y el ex futbolista Gianluca Zambrotta) para promover la difusión del juego del pádel y un estilo de vida saludable ofreciendo verdaderos clubes multifacéticos en los que también hay actividades para niños como Just for Kids, actividades y campus para niños con instructores de pádel cualificados.

De hecho, los locales de Zeta Padel Club ofrecen mucho más que espacios para jugar al pádel: también son adecuados para trabajar en smart working, desarrollar negocios y establecer nuevas relaciones profesionales en un entorno único y de diseño innovador; en definitiva, son verdaderos puntos de encuentro social con una fuerte sensibilidad medioambiental.

Inspirados en la economía circular, de hecho, los clubes acogen en su interior un proyecto de arquitectura de contenedores (container architecture): antiguos contenedores marítimos (de difícil eliminación) se restauran para transformarlos en oficinas, salas de reuniones y otros espacios modernos equipados con todas las comodidades.

La modernidad de la propuesta se refleja también en la calidad de los servicios ofrecidos, como Eye Zone, una función de Eyes On que, gracias a un kit formado por dos cámaras especiales, proporciona a los jugadores información técnica sobre su rendimiento o contenidos multimedia relacionados con el juego que se está disputando.

Zeta Padel Club también ha creado una comunidad digital que, gracias a un «Premium Concierge», es capaz de organizar partidos y torneos para más de 1.500 jugadores en toda Italia: para presentar el proyecto, Zeta Padel Club ha instalado dos pistas temporales en la Piazza Gae Aulenti de Milán donde los aficionados podrán jugar hasta el 23 de agosto de 2021.

Con el fin de ofrecer a los usuarios servicios cada vez más completos y avanzados, en colaboración con WIB en el papel de proveedor de tecnología, en cada Z Padel Club los huéspedes disponen de Z Lockers, cómodas taquillas inteligentes que permiten acceder a servicios exclusivos.

«La idea de poner nuestras taquillas inteligentes a disposición de una realidad innovadora como Z Padel Club nos entusiasmó inmediatamente«, explica Alfonso Correale, director general de WIB, «nuestra tecnología está al servicio de las experiencias de calidad y los Z lockers encarnan este espíritu de la mejor manera posible«.

Los Z lockers están, de hecho, integradas con Z app, la aplicación de Z Padel Club: a través de la aplicación no sólo puedes, por ejemplo, encontrar fácilmente jugadores de tu nivel en las cercanías, sino que también puedes reservar la pista, el kit de pádel o los servicios de lavandería o custodia.

Somos una startup innovadora que ha decidido invertir en el deporte, importando el concepto de innovación«, dijo Marco Maillaro, uno de los miembros fundadores de Z Padel Club: «Uno de nuestros principales proyectos consiste en automatizar los futuros clubes a través de un código, recibido por el teléfono móvil, que permitirá a los jugadores individuales no sólo jugar el partido en la pista que han reservado, sino también utilizar nuestro Locker de la manera más inmediata e inteligente posible: este aspecto será fundamental, especialmente de cara a los eventos y torneos corporativos.

Queremos convertirnos en una empresa certificada por Be Corp gracias a nuestra política de arquitectura de contenedores«, añadió Maillaro, «al utilizar estos contenedores, reducimos el uso de hormigón siempre que sea posible y creamos vestuarios o estructuras que nos resultan útiles». Esta política nos permite ser rápidos, ágiles y eficientes en su aplicación y funcionamiento. En cuanto a nuestros socios, sólo puedo decir que el nivel de las marcas que colaboran con nosotros representa nuestra ambición y, al mismo tiempo, representan una oportunidad de visibilidad mutua y de creación de redes«.

En los Z Lockers, los clientes del club pueden guardar sus objetos personales de forma segura: los compartimentos se pueden desbloquear con el smartphone o con un código especial que se recibe directamente en la app; ya están previstos futuros desarrollos (incluyendo el click&collect del equipo técnico y mucho más) que harán que la experiencia de uso de estas taquillas inteligentes sea aún más completa y satisfactoria.